jueves, enero 26, 2023

Así opera bHip en México, el esquema piramidal (un fraude) a nivel mundial

noticias relacionadas

bHip Global es una empresa que se extiende a lo largo de cinco continentes y ha sido señalada de operar mediante un esquema piramidal. Los reclutadores enganchan a personas de 17 años en adelante, a quienes les piden endeudarse hasta por 30 mil pesos para pagar cursos y productos “milagro” prohibidos en diversos países, por ejemplo, Colombia.

En Europa, la empresa cuenta con una filial en Dinamarca llamada b:hip Europe. Bettina Stepwieser, jefa del Departamento de Protección al Consumidor de Austria, advirtió en 2017 que el esquema bajo el que trabaja esta empresa es piramidal e ilegal para aquel país.

Todo inicia con una solicitud de amistad y un mensaje en Facebook. “Hola ¿Cómo estás? Estoy trabajando en un proyecto por Internet, y estamos buscando personas que quieran ganar dinero utilizando Facebook como herramienta. ¿Te interesa?”

Jack Santos (JS) y Rodrigo (R) fueron reclutados por bHip en diferentes momentos. Jack antes de la pandemia originada por el Covid-19 y Rodrigo durante el confinamiento.

JS: Me mandaron el típico mensaje: “Gracias por agregarme, ¿te puedo hacer una pregunta?”. Después me contaron que ellos trabajan a partir de redes sociales y pensé que se dedicaban a publicidad o que necesitaban un community manager. Le dije que sí y me mandó una ubicación a unas cuadras del metro Chapultepec.

La oficina a la que Jack se presentó se ubica en Av. Chapultepec #540, Ciudad de México. No obstante, este domicilio solo es uno de muchos que bHip utiliza para citar a los próximos reclutados.

JS: Yo pensé que iba a una entrevista de trabajo, pero más bien parecía un antro. Lo que hacen es que empiezan a emocionarte diciendo que son una empresa para chavos y que trabajan con la chaviza. Pero en lugar de hacerte una entrevista de trabajo o decirte qué hace la empresa, hacen una exposición sobre las ventajas de trabajar con ellos y te dicen que puedes volverte millonario. Después de esta conferencia te dicen que habrá otra con un costo de 150 pesos. Como no tenía el dinero, me dieron una tarjetita en la que me hicieron firmar que les pagaría esa cantidad y así pude ir a este segundo evento.

Debido a la pandemia, bHip ahora da sus seminarios a través de la plataforma de videoconferencias Zoom:

R: Durante la primera conferencia en Zoom no te dejaban ver a los demás participantes, ni prender la cámara o el micrófono. En todo el rato que duró, básicamente nos dijeron qué mentalidad debíamos tener. Querían cambiar nuestra mentalidad. Nos decían cosas como “ser empleado es ser mediocre”, “todo cuesta trabajo, nada es fácil”, “se empieza desde abajo”, “vivir bien y sin deudas”. Todo fue un seminario para cambiar nuestra mentalidad. Al final me dijeron que me pusiera en contacto con el que me reclutó e hiciera un depósito de 150 pesos para poder asistir a un segundo seminario

JS: Este segundo seminario fue en otra ubicación, cerca de Plaza Universidad. Aquí ya te sueltan la sopa y te dicen que debes invertir mil quinientos dólares. Te la venden como una inversión. Tú das el dinero, ellos te dan productos, los vendes y luego metes a más gente que venda más productos y así van ganando dinero. Incluso tengo un video en el que ellos mismos te enseñan la pirámide.

El segundo seminario es llamado Business Internet Training (Entrenamiento en negocios de internet) por los reclutadores de bHip. Después de este evento, Jack no volvió a la empresa. En su lugar, se dedicó a documentar los manejos de esta y difundir diversos videos en YouTube en los que denuncia el esquema piramidal. Rodrigo no corrió la misma suerte.

R: En este segundo seminario me hablaron sobre la empresa y los productos que venden, pero no cómo los vendían. Me presentaron los productos. Uno era Blue Energy, una bebida energizante; Oni Gia; Purple Caps y Pink.

Los productos mencionados por Rodrigo se comercializan a nivel mundial por bHip Global. En diciembre de 2018, la Dirección de Alimentos y Bebidas del gobierno colombiano emitió una alerta por Blue Energy y lo catalogó como “producto fraudulento”, prohibiendo su comercialización.

R: En Europa tenían otros productos. A veces eran lo mismo, pero únicamente cambiaban el sabor.

R: Después tuve un tercer seminario, ahora sí gratuito, en donde ya me explicaron sobre cómo generar dinero. Primero nos metían ideas para cambiar nuestra mentalidad y nos decían que para generar dinero había que saber cómo lo generan las empresas. Finalmente, nos hablaron sobre el “sistema de prospección” que son los perfiles de redes sociales que te pedían hacer. Todavía no me explicaban cómo iba a empezar a trabajar con ellos, pero ya me pedían hacer diferentes cuentas de redes sociales. Por ejemplo, si yo tengo dos nombres me hago una cuenta con un nombre y apellido. Después me hago otra con mi otro nombre y mi segundo apellido. Te pedían jugar con tu nombre o poner un apodo. Me enseñaron hasta qué colores usar en cada perfil. Me enseñaron qué vibras debía transmitir mi perfil. Debía poner fotos llamativas y coloridas. Tenía que variar el tipo de fotos: algunas yo solo, otras con mi familia y otras con mis amigos para que se viera que soy una persona social. Hasta me decían: “primero vas a publicar un meme, después una frase motivadora, después una foto tuya”. El chiste de todo era que la gente comenzara a notar mi perfil, así al momento en que yo invitara a alguien a trabajar conmigo, esa persona se mete al perfil y ve que me está yendo súper padre. Incluso teníamos guiones de mensajes para copiar y pegar dependiendo de las respuestas que un potencial reclutado nos diera. En total me pidieron crear 10 perfiles.

Durante el proceso de reclutamiento, los operadores de bHip utilizan sus redes sociales como evidencia de cómo la empresa les ha permitido cambiar su vida. Presumen imágenes de vehículos de alta gama, comidas caras y viajes a diferentes países y partes de México.

R: Después de este tercer seminario nos hicieron reunirnos ya en grupos más pequeños. Éramos unas treinta personas, contando los que te reclutaban. Me dejaron diferentes tareas, una de ellas fue llenar una lista con el nombre de todas las personas que conozco: familiares, amigos, conocidos, compañeros de escuela, básicamente todas las personas que haya conocido durante toda mi vida. En mi caso anoté a 217 personas. Inicialmente no me dijeron para qué era la lista.

R: Después hubo una última reunión con menos personas. Hasta ese momento nos explicaron cómo íbamos a trabajar con ellos. Era una pirámide con dos lados: uno izquierdo y otro derecho. Del lado izquierdo iba a meter a cinco personas y en el derecho a otras cinco personas. Dependiendo de cuánto vendieran estas personas sería mi ganancia. Por ejemplo, si el lado izquierdo vende quince mil, entonces cuando el lado derecho vendiera otros quince mil pesos, eso se juntaba y yo recibía una parte de ahí. Entonces esas personas para ganar dinero debían hacer lo mismo. Cada uno debía tener sus dos grupos y prácticamente ahí se iba haciendo la pirámide.

De acuerdo con la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef), las pirámides financieras y esquemas Ponzi son estafas. Según lo descrito por esta comisión, “el esquema piramidal es un mecanismo que promueve que cada persona participante invite a un grupo de al menos dos conocidos a invertir en un negocio determinado y cada uno de ellos a su vez involucre a otras dos personas y así sucesivamente. Esto por lo general pierde impulso y termina en un gran fraude en el que se prometen elevados rendimientos a los participantes y, al final, únicamente los promotores de arriba de la pirámide, es decir, los que inician el negocio, son los únicos que sí reciben los recursos de las personas que participaron después ”.

Click, call, enroll & advance es el nombre que b:hip le da a su método de trabajo y reclutamiento. El rango de cada persona al interior de bHip se determina por la cantidad de ingresos que logra al mes y en un tiempo proyectado desde su ingreso. A los rangos más altos se les compensa con viajes en México y el extranjero patrocinados por la empresa. Estos viajes son los que los reclutadores suben a sus redes sociales como muestra de las riquezas y ganancias obtenidas gracias al esquema piramidal.

R: Al ver estas cantidades de dinero, yo sí me la creí, yo estaba muy entusiasmado. Se me hacía muy fácil cómo ganaban dinero. Me ponía a pensar en mi familia. Pensaba que ganaría más que toda mi familia junta y podría dejar de trabajar.

R: Ya cuando me terminaron de platicar de la pirámide, me dijeron sobre el plan de trabajo. Fue ahí donde cayeron todas mis ilusiones. Me dijeron que necesitaba juntar 35 mil pesos en una semana para empezar a trabajar con ellos comprando los productos que ellos vendían y de ahí al venderlos ganar una parte y saldar mis deudas.

R: La deuda iba a salir de la lista de personas que había hecho. Se supone que los nombres que anoté eran las personas a las que les podía pedir prestado los 35 mil pesos. Me decían “de tu lista de personas, anota cuánto dinero puedes obtener de ahí”. Anotar de dónde iba a sacar el dinero y de quiénes, era otra tarea que debía entregarles. Además me dieron otras opciones como pagar con tarjeta de crédito o pedir préstamos a un banco. Hasta llegaron a decirme que vendiera cosas de mi casa.

R: Le pedí el dinero a mis papás, pero no aceptaron. Entonces empecé a ver la forma de conseguir los 35 mil pesos a mi manera. Como mi hermana tenía experiencia en la venta de ropa, comencé a venderla también. Los reclutadores me enviaban mensajes y me llamaban a diario preguntándome cómo iba con la tarea de conseguir el dinero. En una llamada me sinceré con el reclutador y le dije que no podía pedir dinero y que iba a ponerme a vender ropa. Le comenté que el dinero lo tendría en dos meses máximo. Fueron amables, pero siguieron insistiendo en que pidiera dinero a la gente o al banco. Incluso me dijeron que bHip era para las personas que ya querían hacer un cambio en su vida y que si realmente estaba interesado en trabajar con ellos, yo tendría el dinero rápido. Yo le dije que no es que no esté interesado, solo que no podía.

R: Me siguieron llamando porque ya se acercaba el fin de semana en que debía darles los 35 mil pesos. Yo me sentía presionado en el sentido de que a diario me mandaban mensaje preguntando por el dinero. Yo los ignoraba, pero después me marcaban. Terminé bloqueando a todos los reclutadores. Bloquearlos fue un alivio. Cuando lo hice pensé: “ni en la escuela me presionan así. Sí así es apenas empezando, no me quiero imaginar cuando ya esté más adentro”.

R: Por lo mismo de que yo nunca estuve muy informado sobre qué era una pirámide, yo caí fácil. Y hasta eso mi familia me detuvo. Pero cuántas personas habrá que sí pudieron juntar el dinero. Y me imagino que les dieron los productos, pero a ver cómo los venden. ¿Cuántas personas no habrán perdido todo su dinero por productos que al final ya no vendieron? En mi caso por lo menos paré a tiempo, pero cuántas personas deben estar ahorita endeudadas. Recuerdo que conmigo estaban reclutando a una chica de unos 14 ó 15 años que estaba muy motivada por entrar. No sé qué será ahora de ella.

Los socios

En México, bHip cuenta con tres registros diferentes: Distribuidora bHip de México, Importadora bHip de México y Servicios bHip México; todas constituidas como sociedad de responsabilidad limitada de capital variable (S de RL de CV). Las tres empresas fueron constituidas el lunes 5 de noviembre de 2007 en Querétaro y tienen como socios al estadounidense James Jay Raine y a la mexicana Berenice Montserrat Alonso Camacho.

Tanto Jay Raine como Alonso Camacho son socios de otra empresa llamada Sir Son, S.A. de C.V. Según el acta constitutiva de la empresa, su domicilio fiscal se encuentra en Hermenegildo Galeana, Colonia San Ángel Inn, Delegación Álvaro Obregón, en la Ciudad de México. Las personas que habitan este domicilio comentaron que allí nunca ha existido la empresa. Afirmaron que el sitio se divide en dos: una residencia y un despacho de contadores, pero que nadie tiene conocimiento de Sir Son, S.A. de C.V.

En el sitio web de bHip Global México aparece como directora de operaciones en México la licenciada en mercadotecnia por el ITESM “Martha Carillo”. El nombre real de esta persona es Martha Beatriz Carrillo Herrera y funge desde 2007 como representante de Importadora bHip de México. En Ciudad de México, es una persona identificada como Omar Stark quien supervisa el proceso de reclutamiento tanto virtual como físico. En esta primera modalidad llegan a juntar a personas de toda Latinoamérica.

Terry LaCore fundó junto a su esposa, Jennifer LaCore, la empresa BHIP Global Inc. el 11 de septiembre de 2007 en Texas, Estados Unidos. The Grace Firm es la agente legal de la empresa y está dirigida por Jenifer Grace, quien al mismo tiempo codirige con Jennifer LaCore la empresa Lacore Site Services LLC

Estas tres empresas se encuentran registradas en el domicilio 901 Sam Rayburn Hwy Melissa, Texas. En esta misma dirección están registradas otras 60 empresas directamente relacionadas con Terry Lacore, Jennifer LaCore y Jennifer Grace. De estas 63 empresas, Terry LaCore dirige 44

Se buscó a las personas mencionadas vía correos electrónicos, llamadas telefónicas y mensajes a sus redes sociales para entrevistarlas y conocer su versión de los hechos, pero no hubo ninguna respuesta afirmativa.

La psicología detrás del fraude

Consultado para este reportaje, David Ruiz, doctor en análisis experimental de la conducta por la UNAM, delineó los aspectos psicológicos que el fraude piramidal utiliza para reclutar potenciales víctimas.

Según David Ruiz “uno de los sesgos más importantes del comportamiento tiene que ver con la demora de las consecuencias. Los organismos prefieren consecuencias inmediatas, con respecto a consecuencias que están demoradas con el tiempo”. Los estafadores al prometer vidas de lujos y viajes, obtenibles en lapsos de tiempo relativamente cortos, apelan a este sesgo de demora.

Lo anterior concuerda con el estudio publicado por la Universidad de Exeter titulado “La psicología de las estafas. Provocando y cometiendo errores de juicio”.

Según el estudio, los fraudes enfatizan el sentido de urgencia en sus víctimas para hacerles creer que se tratan de una oportunidad única y con recompensas gigantescas e inmediatas.

Otro de los recursos utilizados por los estafadores, según el estudio, es lo que se denomina “Inducción del compromiso conductual”, lo que significa pedirle a las potenciales víctimas tomar pequeños pasos para atraerlos poco a poco y así hacerlas sentir comprometidas a continuar con todo el proceso fraudulento. Un ejemplo de lo anterior es el modelo de seminarios de bHip. Primero, uno debe llenar un formulario con datos personales para atender al seminario inicial. Después, la víctima paga una cantidad de 150 a 200 pesos para asistir al segundo seminario. Posteriormente, a lo largo de otros seminarios y grupos de trabajo (o workgroups como bHip les llama) la víctima debe realizar diversas tareas como llenar hojas con los nombres de conocidos, crear perfiles en redes sociales para promover a la empresa y sus productos, invertir hasta 35 mil pesos en los productos que oferta la compañía y finalmente reclutar a más personas.

De acuerdo con el libro “La psicología del fraude, persuasión y técnicas de estafa”, escrito por la doctora Martina Dove, el fraude piramidal pertenece a las estafas conocidas como “sala de calderas”, pues utilizan tácticas de alta presión, inversiones fraudulentas y la fachada de una empresa legítima para atraer a víctimas. Según este mismo texto, este tipo de fraudes se sirven de pequeños testimoniales, pues los defraudadores describen cómo es que el trabajo los benefició.

Cuando los reclutadores de bHip detectan que un recluta comienza a dudar de la empresa, la respuesta más común que dan es llamar “mediocre” a quien duda, para después invitarlo a “arriesgarse” y “cambiar completamente su vida”. Si esto no funciona comienzan los insultos. Según Rodrigo, él recibió injurias y mensajes agresivos. Para el experto en análisis de la conducta, David Ruiz, cuando una persona está indecisa entre diversas opciones, es porque estas tienen el mismo valor. De acuerdo con Ruiz, el discurso vejatorio utilizado por los reclutadores busca desbalancear las opciones y crear sesgos a partir de argumentos de carácter social, lo que puede llevar a la víctima a tomar una “decisión irracional” y hacerle caso al defraudador.

Con información de: Aristegui noticias.

te puede interesar

Comentarios

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Publicidad

lo más leído

AMLO pedirá informe sobre ataque con ácido a saxofonista María Elena Ríos

#Nacional A casi tres años del ataque con ácido a la saxofonista oaxaqueña María Elena Ríos, el presidente Andrés Manuel López Obrador anunció que solicitará a la Fiscalía General de Oaxaca que informe por qué uno de sus agresores continúa en libertad.

Emiten nuevo decreto para condonar la tenencia en Veracruz

El Gobierno de Veracruz emitió un decreto en el que se determina condonar la tenencia vehicular en todo lo que resta del...

Peso gana ligeramente valor ¿En cuanto se vende el dólar?

El peso mexicano ganó ligeramente 0.32% de valor frente al dólar la mañana de este miércoles 25 de enero, reporta Bloomberg.

Real Madrid se defiende contra ‘ataque’ de la prensa

l Real Madrid desmiente en un comunicado que aficionados del equipo rival no vayan a poder acceder al estadio Santiago Bernabéu y...

Trasladan a 17 detenidos por hechos en Isla a Cereso de Zamora en San Andrés Tuxtla.

San Andrés Tuxtla, Ver, 15 de febrero 2020.- La audiencia en el juzgado de control de San Andrés...

Ejecutan a 6 presuntos integrantes del Cártel del Golfo en Reynosa

CIUDAD DE MÉXICO. Con el llamado tiro de gracia en la cabeza y chalecos puestos que los aparenta ser integrantes...