miércoles, julio 24, 2024

CARTA ABIERTA AL PRESIDENTE DE LA REPÚBLICA ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR

noticias relacionadas

Cuando el presidente del Tribunal Superior de Justicia del Estado de Veracruz, con la única intención de ganar la simpatía del titular del Poder Ejecutivo Local, afirma que “tener antigüedad en la burocracia judicial no garantiza ser el mejor perfil”, solo se comprende porque tan lamentable expresión, viene de aquel señor, respecto de quien la abogada Yolanda Cecilia Castañeda Palmeros, dijo algún día: “ahora cualquier pendejo (a) puede ser magistrado (a)”.

La vida, por regla general, es una cuestión de méritos; salvo en los casos como el del aludido presidente, en donde por compadrazgo; amiguismo y servilismo, se consiguen los privilegios, los trabajos o los puestos.

Magistrados en el Poder Judicial del Estado de Veracruz, que nunca dictaron una sentencia, desde su ingreso a la función hasta alcanzar el retiro, son muchos, lamentablemente. Los ejemplos no son necesarios porque de lo que se trata, es de evitar que eso siga sucediendo; de frenar la llegada de arribistas, como es el caso del propio magistrado Edel Álvarez Peña (artífice de la debacle del Poder que encabeza).

Es obvio que él busca defender la idea insensata del gobernador y de quienes chantajean a éste en el congreso, para continuar con la práctica Fidelista, Duartista y Yunista, de designar a togados en pago de favores políticos. Él mismo es producto de ello. Por esa razón, defiende la postura que ahora se comenta.

Pero, quienes creímos en la palabra del gobernador García Jiménez, de que podíamos inscribirnos a un proceso de selección de magistrados, quienes tuviéramos carrera judicial y estudios de postgrado [somos más de 400], estamos indignados no solo con las declaraciones del abogado Edel Álvarez Peña, sino con la indigna repartición de magistraturas que pretende hacer el gobierno actual, en los mismos términos en que lo hacían los gobiernos a los que tanto criticaron.

Confiamos en que el gobernador accione de manera inteligente pero, también estamos preparados para que no lo haga; y, en ese supuesto, nosotros, los que sí hemos estudiado el derecho; los que no somos arribistas ni improvisados; los que iniciamos la carrera judicial desde el primer peldaño, emprenderemos una batalla legal que ponga en evidencia la terrible situación por la que atraviesan el Estado de Veracruz y su Poder Judicial.

¡Al tiempo!

te puede interesar

Comentarios

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Publicidadspot_img

lo más leído