miércoles, julio 24, 2024

El Barça se parte en dos, Ter Stegen y Messi

noticias relacionadas

Nada más concluir el partido, Jindrich Trpisovsky, el entrenador del Slavia, hincó las rodillas y se plegó con la cara entre las manos durante medio minuto. Perdió su equipo, pero ganó en orgullo. Justo lo contrario de lo que le pasó al Barça, que se impuso 1-2 para reafirmarse en el doble liderato (en LaLiga y en la Champions), pero que extravió una vez más su identidad, solo sustentada por el poderío en las áreas con Messi y Ter Stegen.

Ambos fueron la imagen tras el choque. Messi se marchó al vestuario sin dar la mano a ningún rival —cosa que no hace nunca— y Ter Stegen fue a saludar a la afición desplazada para después agarrar el micro: “Me voy cabreado. No hemos jugado al nivel que tocaba. Por suerte hemos conseguido los tres puntos, pero hemos de hablar”.

Aunque ambas son indispensables, hay una gran distancia entre una portería y la otra, dos maneras de entender el juego, como si el equipo estuviera partido por la mitad y convivieran dos almas opuestas: la solidaria y la que marca las diferencias, la del grupo de Ter Stegen y el poder emergente —De Jong y Griezmann— y la que llevó al equipo a la cúspide y quiere retener el mando, la de Messi, Luis Suárez, Messi y Alba, la de sociedades limitadas de dos o tres frente a la colectiva, que exige la implicación de todos para atacar y para defender.

Fuente EL PAÍS

te puede interesar

Comentarios

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Publicidadspot_img

lo más leído