martes, julio 23, 2024

Karime Macías, ex esposa de Javier Duarte, de Veracruz a los barrios altos de Londres

noticias relacionadas

Karime Macías, esposa del exgobernador de Veracruz, Javier Duarte, preso por corrupción, fue detenida en Londres, y está pendiente de una posible extradición a México.

Karime “podrá quedar detenida” durante el proceso de extradición o sujeta a medidas de control y supervisión, reportó una fuente diplomática a la agencia EFE.

A petición de la FGR de México, autoridades de Reino Unidos detuvieron a Macías para presentarla ante las autoridades judiciales de este país, que deben estudiar si autorizan la extradición.

Karime Macías puede permanecer detenida o bajo medidas de control y supervisión, durante este proceso judicial, explicaron las fuentes diplomáticas.

La relación fría entre Duarte y Karime

Las acusaciones de corrupción que llevaron preso al exgobernador Duarte ha distanciado geográfica y sentimentalmente la relación con su esposa Karime Macías.

Luego de la detención en Guatemala del ex mandatario, Macías viajó de ese país a Colombia y luego a Europa; desde ahí se conoció que ella solicitó el divorcio del matrimonio que generó un amor iniciado cuando eran estudiantes universitarios.

En su gestión como gobernador, se les veía muchas ocasiones parcos y fríos en público y privado. No había apelativos amorosos entre ellos.

Se dirigían entre ellos por sus nombres de pila y nada más. Ella siempre defendía a su esposo de las acusaciones sobre corrupción que comenzaban a aflorar a la mitad del sexenio; y él siempre tenía palabras de reconocimiento para su esposa.

Karime Macías trataba siempre de mostrar una posición sumisa cuando estaba frente a secretarios de despacho o colaboradores de la administración estatal, pero muchas veces se hacía notorio que tomaba decisiones.

Era frecuente observarlos, en sus viajes en aeronaves oficiales que hacían con compañía, absortos en sus pensamientos y en sus teléfonos celulares, incluso apartados físicamente en cada extremo de los asientos.

En las camionetas blindadas en las que se transportaban de Casa Veracruz, la residencia oficial de los gobernadores, hacia el aeropuerto El Lencero, pocas veces cruzaban palabras y sólo se daban reportes de actividades menores. Javier tenía más comunicación con el chofer y con su escolta.

Si bien se recibían siempre con un beso en la boca, era raro verlos mostrando otro tipo de afecto físico, pero siempre con una sonrisa se presentaba en actos públicos y en las reuniones de gabinete.

Macías y Duarte sostenían una relación distante también con sus familiares cercanos. Ambos se quejaban del padre de ella, Antonio Macías Yazegey, a quien consideraban como un hombre “insaciable” a pesar de los negocios que tenía, como la venta de terrenos del parque tecnológico del puerto de Coatzacoalcos.

Su mayor cercanía era con Mónica Giham Macías Tubilla, hermana de Karime, y su esposo Armando Rodríguez Ayache. La relación de Karime con su suegra, Cecilia Ochoa, y con sus cuñados era distante. Se veían poco, lo estrictamente necesario.

Con información de El Universal.

te puede interesar

Comentarios

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Publicidadspot_img

lo más leído