sábado, junio 22, 2024

Cuestiona C. Selene Galindo si tiene caso revitalizar lenguas indígenas si no se protege a sus hablantes

noticias relacionadas

La hablante del idioma o’dam, destacó que para que una lengua exista “tiene que haber gente que la hable, que la entienda, que cante en ella…”

Palacio Legislativo, 03-10-2019 (Notilegis).- La ciudadana Selene Yuridia Galindo Cumplido, originaria de Durango y hablante del idioma o’dam, cuestionó si tiene caso revitalizar las lenguas indígenas cuando no se protege la vida de sus hablantes.

“Hablamos de revitalización lingüística, pero ¿quién hablará esas lenguas cuando a los hablantes nos están matando?”, externó desde la tribuna del salón del Pleno, en el marco de la celebración del Año Internacional de las Lenguas Indígenas 2019, declarado por la Organización de la Naciones Unidas (ONU).

“No se puede hablar de revitalización lingüística, sino de vida. Si no se acaba con esa guerra contra el narco que nos está matando a todos, ¿cuál es el fin de preocuparnos por el fortalecimiento de las lenguas si, además, no nos preocupamos por la vida de las personas que las hablan?”, abundó.

Galindo Cumplido subrayó que “no se puede hablar de revitalización lingüística si los acuerdos entre gobiernos y narco tienen como daños colaterales nuestras muertes, las pérdidas de nuestros territorios, las pérdidas de nuestras gentes”.

“Si nuestra primera preocupación es sobrevivir, ¿qué interés tendremos en el rescate de una lengua, de mi lengua, que vista desde fuera es algo abstracto, que no es comprendida, que muchas veces no tiene sentido, que no tiene cara ni hombres que la hablen? ¿De qué revitalización lingüística estamos hablando?”, agregó.

La ciudadana destacó que para que una lengua exista “tiene que haber gente que la hable, que la entienda, que cante en ella, que ore en ella, que regañe, que enseñe, que viva la lengua”.

También se refirió a los hablantes de las lenguas indígenas que están en las cárceles enfrentando procesos que no les corresponden y no tienen acceso a un traductor.

Señaló que se ha vuelto una costumbre ir y levantar a un grupo de o’dam, golpearlos, “armarlos hasta los dientes” y luego sacar una nota periodística que los inculpa y dejarlos podrirse tras las rejas tanto en Durango como en Jalisco. Relató que alguna vez un agente de un Ministerio Público le dijo: “Alguien tiene que pagar”.

Finalmente, comentó que sólo se habla de la importancia de las lenguas indígenas en espacios políticos y académicos, “pero nos olvidamos de que las lenguas no existen en abstracto sino por quienes las hablan ¿Quiénes hablarán las lenguas indígenas en un futuro? ¿Los exiliados? ¿Los que tuvieron el privilegio de irse?”.

te puede interesar

Comentarios

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Publicidadspot_img

lo más leído